Hace un tiempo que Chile tomó la decisión de diversificar su matriz energética y comenzar a producir energía limpia, y la fuente que han potenciado por sobre otra ha sido la solar. La energía sostenible es una oportunidad, que transforma la vida, la economía y el planeta, es por ello que en los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030 se considera el nº 7 “Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos”.

Considerando aquello Chile inició una verdadera revolución energética y ha pasado desde el 5% al 19% de potencia instalada en energías renovables no convencionales (ERNC). Uno de los grandes proyectos que se están impulsando es el Distrito Tecnológico Solar ubicado a  20 kilómetros al norte de la ciudad de Diego de Almagro, en el corazón del desierto y será el mayor proyecto solar de Latinoamérica.

El primer Distrito tecnológico solar de Chile es un parque de generación que utilizará un mix tecnológico que tiene como base la concentración solar de potencia, esta tecnología genera energía mediante el uso de un campo de helióstatos que son espejos que concentran la energía solar en un punto ubicado en una torre, con el calor del sol se calienta un fluido de sales que posteriormente se usa para producir vapor, el cual ingresa a una turbina convencional para generar energía. Esta tecnología permite almacenar el calor concentrado durante el día, lo que posibilita la generación de energía incluso cuando no hay sol.

El distrito tecnológico solar contempla la construcción de un parque de generación de energía solar y un parque eco-industrial, aprovechando los recursos solares del norte para contribuir a un proceso de industrialización sustentable. Se debe considerar que el Desierto de Atacama tiene la mayor radiación solar a nivel mundial, dada su ubicación en altura y que en ella existen pocos componentes atmosféricos que desvíen los rayos del sol. A ello se suma las 4.000 horas promedio de sol y que tiene un 65% más de radiación UV-B que Europa, que es otra zona del planeta donde las energías limpias y en especial la solar han crecido rapidamente.

El distrito tecnológico solar de Diego de Almagro contribuirá a la transformación productiva y transición energética de nuestro país y nos permitirá como país tener una posición expectante, donde Chile podría convertirse en un posible exportador de energías limpias al mundo. Esto por un lado nos genera una fuente de energía limpia y a la vez una nueva industria que en los siguientes años necesitará de diversos profesionales y técnicos especializados ya que el Gobierno ha declaro querer llegar al 90% de su producción de energía con ERNC al 2050. Este desafío involucra a diversos actores, tanto público como privados, nacionales y extranjeros y requiere a su vez ir de la mano con una ciudadanía que desarrollo conciencia en el uso eficiente de la energía.

 

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?