Una comunidad de un barrio en Bremen, Alemania, liderada por el activista Klaus Prietzel decidió en 1985 crear una solución a sus residuos de forma ciudadana y participativa, partieron recibiendo los residuos de vidrios y cartones de 300 hogares y hoy reciben todo tipo de residuos y más de 500 personas diarias en su punto limpio. Klaus nos cuenta que reciclar es trabajar en ciclos y en el Punto limpio Recycling-Hofede Bremen  realizan los ciclos completos, lo cual se confirma al ver los contenedores de residuos de podas de los jardines que los vecinos llevan y los sacos de compost que generan a partir de ello y que venden en el mismo punto limpio.

En este lugar se practica la economía de los residuos, todo lo que llega al punto limpio se puede reparar, revender  o reutilizar para alimentar un círculo de reciclaje. Desde bicicletas, loza, ropa, electrodomésticos y libros reciben para cuidadosamente ser revisados y separados para pasar al proceso de reciclaje o reutilización. Todo lo que puede ser reutilizado pasa a la tienda de venta de productos de segunda mano que ofrece a precios bajos estos productos, donde lo que prima es darle una segunda oportunidad a los productos más que generar ganancias, ya que a través del apoyo de diversos organismos esta organización logra sustentarse.

Además, están utilizando energías limpias con paneles fotovoltaicos de empresas que han realizado recambios de esta tecnología y que han sido donados al punto limpio, por lo cual el agua y energía para el funcionamiento se obtiene del sol. Para movilizarse en el barrio utilizan una bicicleta eléctrica con un carro que les permite ir a retirar los residuos de los vecinos que por distintas razones no pueden llegar al punto limpio y para realizar trámites utilizan un auto eléctrico. Otro tema importante en este punto limpio es la inclusión social, ya que cerca de los 50 trabajadores de este lugar tienen algún tipo de discapacidad física o estaban en situación de calle lo que abre oportunidades laborales para un grupo de la sociedad que antes no lo tenía.

Klaus aconseja que quienes quieran iniciar o mantener este tipo de iniciativa debe trabajar en red con el gobierno, empresas y organizaciones y mantenerse muy atentos y cercanos a las necesidades de sus vecinos, ya que es la mejor forma de cumplir con los objetivos de sustentabilidad que se propongan.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?