Alemania y Chile se han convertido en países atractivos para migrantes de diferentes países. Cada uno tiene una realidad país y motivos de inmigración muy diferentes. Las inmigraciones serán uno de los aspectos más relevantes en las ciudades del 2030 por ello es vital preguntarse ¿cómo se están haciendo cargo de anticipar conflictos y problemáticas las ciudades para proveer soluciones en el ámbito de la integración social y oportunidades laborales?. La migración no es un problema, es un fenómeno de la vida desde que hay seres humanos. El problema es si el país tiene una política migratoria moderna y actualizada para facilitar el proceso de inclusión de los migrantes y si los ciudadanos están preparados para que Chile se convierta en un país más diverso. ¿Imaginas cómo será Chile al 2030? Un nuevo Chile con una mezcla de razas y culturas.

 Los ODS también han considerado esta temática y encontramos 2 objetivos que abordan la migración y las razones de la movilidad por el mundo definiendo metas de trabajo digno e inclusión:

Barrio Sirio de Berlín

Berlín se ha transformado en una ciudad cosmopolita dispuesta a recibir y coexistir con diversas culturas dadas las diversas olas de inmigración que han recibido. En los últimos años, los conflictos bélicos en medio oriente han provocado que miles de personas abondonen sus países y se trasladen a países más estables desde el punto de vista económico y social. Es así como en Berlín podemos encontrar un barrio donde está presente una gran colonia Siria y abundan los restaurantes con sus comidas típicas de shawarmas y kebabs que se mezclan con los pretzels y chucrut, pero la inclusión se vuelve compleja principalmente por la barrera del idioma entre alemanes y sirios. Acompañamos a Ammar Bashnaq, un joven sirio que nos cuenta cómo es llegar a un país con una cultura diferente, sobrepasar las dificultades del idioma y empezar una nueva vida con grandes esperanzas de desarrollo. 

 

 

 

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?