Las ciudades crecen rápidamente en habitantes y en territorio, sabemos que al 2030 el 60% de la población vivirá en una ciudad lo que implicará buscar soluciones entre todos los actores en los ámbitos de energía, alimentación, movilidad, inclusión, segregación, residuos y otros más. Existen hoy ciudadanos que han decidido ir a la acción y comenzar a desarrollar soluciones participativas para hacer frente a esta situación, ellos son voluntarios y sueñan cada día con que sus casas y barrios cuiden el medio ambiente a través del desarrollo de Ecobarrios.

Los Ecobarrios, en nuestra interpretación, son territorios en la ciudad que buscan disminuir su huella ecológica y nacen por iniciativas colectivas de personas de un mismo barrio que buscan promover el cuidado del medio ambiente haciendo cargo de su responsabilidad ecológica. En diversos territorios florecen estas iniciativas, en la región metropolitana nos encontramos con Liliana Cocio quien es la Coordinadora del Ecobarrio de la Villa Santa Elena de la comuna de Macul, quienes hace 6 años llevan desarrollando el proyecto “Desafío en Busca de un Ecobarrio” y han instalado un punto limpio que recicla mensualmente entre 1,5 a 2 toneladas de residuos domiciliarios y además cuentan con un centro del cuidado del medio ambiente donde tienen un invernadero que permanentemente dicta talleres de educación ambiental, siendo el de mayor éxito el taller de huertas urbanas.

Liliana nos cuenta que el modelo que han desarrollado hasta ahora para mantener el proyecto activo, combina estrategias de participación ciudadana, educación ambiental y acciones con efectos positivos hacia la comunidad. Pero el desafío más grande que tienen por delante es mantener motivados y activos a sus voluntarios, ya que ellos son el corazón del ecobarrio y quienes semanalmente van definiendo acciones para llevar adelante talleres, eventos, alianzas con otros organismos, difusión en redes sociales y promover una cultura sustentable. Algo similar ocurre con otros ecobarrios como el de la Villa 4 Álamos en Maipú, quienes han sido pioneros en esta iniciativa y ya llevan más de 10 años consolidando el cultivo de relaciones sociales para promover una cultura sustentable entre sus vecinos. Así también el ecobarrio Yungay ubicado en el barrio Yungay en Santiago Centro y el Colectivo La Banca quienes son promotores de actividades que combinan la participación de los vecinos y el cultivo de huertos.

En los ecobarrios vemos plasmados el concepto “piensa en global y actúa local”, ya que cada uno a su manera visualiza el futuro de las ciudades en un mundo globalizado con vecinos empoderados que deciden tomar acción en sus propios espacios y cultivar relaciones y proyectos que permitan incorporar prácticas en su diario vivir que cuiden el medio ambiente.

 

  

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?