El proyecto liderado por Fraunhofer permite garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos y es el foco del séptimo Objetivo de Desarrollo Sostenible. De esta forma, se logra optimizar el uso del suelo, compatibilizando la producción agrícola con una generación de energía asequible, aprovechando de esta forma el gran potencial de energía solar existente en la Región Metropolitana, sin alterar el uso de la tierra para las actividades agrícolas y sin generar pérdida de terrenos cultivables.

Según Marnix Doorn, ejecutivo de Fraunhofer, la iniciativa contempla la instalación de tres plantas piloto en las localidades de Curacaví, Lampa y El Monte, sobre cultivos de hortalizas, lo que permite probar la factibilidad de esta tecnología en tres tipologías climáticas y agrícolas distintas, y a su vez representativas de la Región, 

Además, el proyecto contempla el desarrollo e implementación de un modelo de gestión comunitaria de las plantas solares. Estas serán entregadas a un grupo de agricultores para su operación y administración, y por lo tanto la innovación planteada también permitirá desarrollar modelos de generación de energía a nivel comunitario.

Las tres plantas estarán conectadas a las redes de distribución eléctricas correspondientes, mediante lo establecido en la Ley de Net Metering (Ley 20571). Marco Vaccarezza, encargado del proyecto de Energía Solar en Fraunhofer señala que los beneficiarios (5 familias en cada planta) recibirán un pago o compensación en sus consumos energéticos, por los excedentes de energía que los sistemas fotovoltaicos produzcan, los cuales serán inyectados a la red de distribución. La energía generada se utilizará para el consumo domiciliario y la inyección a la red eléctrica, aunque también puede utilizarse para sistemas de bombeo de agua, riego tecnificado, refrigeración, calor y otros procesos industriales. En las plantas se han instalado sensores de radiación solar, humedad, temperatura y otras variables meteorológicas, que pueden monitorearse en línea para determinar cómo influyen los paneles en el desarrollo de los cultivos.  

Al reducir la radiación solar a la que están expuestos los cultivos, se pretende disminuir los efectos del cambio climático y contribuir a la productividad de la agricultura a través de la disminución de la huella de carbono. 

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?